Entorno

 

parque natural

cardeña

Aldeas

Reserva

Parque Natural Sierra Cardeña Montoro

La serenidad del entorno se refleja incluso en el paisaje, de formas redondeadas y suaves lomas, resultantes de la lenta erosión del granito. Sólo se exceptúan los cursos de los ríos Yeguas y Arenoso, por los que campa la nutria, donde el paisaje se hace abrupto. 

La vegetación que lo cubre está compuesta, casi a partes iguales, por dehesas, pinar de repoblación y monte mediterráneo, constituyendo un lugar ideal para la caza, mayor y menor. Por su parte, en los pinares de piñonero y resinero, se aprovechan piñones y madera. En las dehesas, el hombre ha conseguido armonizar los escaso aprovechamientos agrícolas con los pastos y la ganadería, además de la miel y otras actividades tradicionales extractivas. Por tanto, es obligado deleitar el paladar con los productos del cerdo ibérico, alimentado de bellota en la dehesa, y con los guisos de la caza. También es famosa la leche de las vacas alimentadas en esta comarca de Los Pedroches. 

El parque natural ofrece una completa red de senderos que el caminante puede recorrer a pie, a caballo, en burro o en bici. A través de ellos observará desde las piaras de cerdos en las dehesas hasta vacas pastando o, en función de la estación y la hora, numerosos ciervos y jabalíes. También es frecuente divisar numerosas rapaces, ya que aquí conviven numerosas especies de águilas (imperial, real, calzada y culebrera), buitres (negro y leonado) y la cigüeña negra junto con la blanca. 

El sendero señalizado Aldea del Cerezo-Venta del Charco recorre la única dehesa de roble melojo existente en la provincia. Igualmente, muestra los típicos bloques redondeados de granito, llamados «bolos» por los habitantes de la zona. Al caer la noche se puede descansar en los alojamientos rurales existentes en ambas aldeas. 

La visita al parque natural puede completarse con una visita al centro de visitantes Venta Nueva, que cuenta con un completo conjunto interpretativo de este espacio y donde el visitante encontrará información de las distintas rutas de senderismo que se pueden realizar; un paseo por el puente gótico-renacentista de la señorial Montoro y por su conjunto histórico artístico, tras el cual, lo mejor es hacer una parada para degustar las típicas logroñesas. Otra opción, esta vez en Cardeña, es saborear los derivados del cerdo ibérico y la carne de caza. 

Este parque es, por tanto, un espacio en el que sus habitantes han sabido vivir en armonía con el medio natural, donde contrasta el paisaje rural de las aldeas con la aristocracia de Montoro y donde los usos tradicionales, la artesanía y, en los últimos años, el creciente turismo rural sustentan la economía de la zona.

Cardeña

Cardeña, localidad situada al Noreste de la provincia de Córdoba, a unos 80 Km. de la capital provincial y con una altitud de unos 746 m. sobre el nivel del mar. Su término municipal posee una extensión de 51´8 Km2 y en el Censo de 2011 albergaba una población igual a 1.703 habitantes, lo que arroja una densidad demográfica muy baja.

El actual municipio de Cardeña, uno de los de mayor extensión de la provincia, formó parte, hasta hace setenta y cinco años, del término de Montoro. Sería a principios de los años treinta del siglo XX cuando las distancias con la cabeza municipal y las complejas comunicaciones lo llevarían a un proceso de segregación que culminaría con la aparición del término municipal más joven de la provincia. Al mismo tiempo, ya en la actualidad, el término de la localidad se caracteriza por la persistencia de un medio natural de notable calidad, un indiscutible prestigio nacional por su importante actividad cinegética y un creciente nombre por sus producciones de carnes y embutidos de cerdo ibérico. Así mismo, no debemos olvidar su prestigio histórico como localidad repetidas veces premiada por su armonía y belleza.

En 1968 fue galardonada con el Primer Premio Nacional de Embellecimiento de Pueblos por el Ministerio de Información y Turismo; y en 1974 su prolongada y antigua travesía caminera fue distinguida por el Premio Nacional Conde de Guadalhorce del Ministerio de Obras Públicas.

El caminante en los primeros pasos dejará atrás calles de blancas fachadas con zócalos de granito, mineral muy utilizado en la arquitectura popular y que podemos admirar en fuentes, pozos o en el edificio del Mercado Municipal. Es destacable, también, en el patrimonio municipal la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, templo moderno de inspiración neobarroca del arquitecto Carlos Sáenz de Santamaría, construido entre 1.950 y 1.956, reemplazando a la antigua iglesia del siglo XIX.

No te lo pierdas

Ven a nuestra casa

Contacta con nosotros

para resolver tus dudas o solicitar una reserva

7 + 6 =